#AurreraFest! – Inauguraciones y sorpresas pos-COVID-19.

euskalduna

El día de la inauguración del Palacio de Euskalduna El País escribió que encallaba un buque en Bilbao para la música y los congresos. Era el 19 de febrero de 1999 y hacía unos meses que había cumplido los 15 años. Yo estuve allí.

Formaba parte del Coro del Conservatorio de la Coral de Bilbao, con José Luis Ormazabal de Director, e íbamos a a participar en el concierto inaugural del Palacio. Cantaríamos «Así cantan los chicos» (cuando la tarde muere) de Guridi. Me encantaba esa obra, juraría que la cantamos una docena de veces. Pero para mí, ese concierto tenía algo de traición, de traición a mí mismo.

Crecí, como quien dice, entre las bambalinas del Teatro Arriaga (entre cajas). Fueron decenas las obras y las óperas que habíamos cantado en el teatro decano de Bilbao. Centenares los ensayos. Centenares, si no miles, las horas de espera corriendo arriba y abajo las escaleras de mármol de la trastienda, tirados en su elegante moqueta roja o escapándonos para ver si éramos capaces de llegar al oscuro gallinero. Así crecimos. Entre tanto, las broncas de Ramón, Jose o Camelia por no estarnos quietos mientras esperábamos nuestro turno para salir a escena.

De repente alguien me insinúa que llega a Bilbao un nuevo teatro (Palacio de congresos, ni más ni menos) que, sin duda, se va a erigir como flamante y nuevo rival de mi querido Arriaga. Me dicen también que cantaremos en el estreno, en el primer concierto. Me estalla la cabeza. El riesgo de quedar desplazado a la segunda división de la escena era palpable. La guinda; la sede de la orquesta sinfónica se trasladaba al nuevo edificio. Para mí era como si en Bilbao naciera un segundo equipo de fútbol que, de la noche a la mañana, pasaba a fichar a los mejores jugadores de mi Athletic Club. Incomprensible que aquello pudiera «sumar».

Aquel día 19 de febrero supe que la botella de cava arrojada contra la pared, que simulaba el casco de un barco, falló. No una sino tres veces. Mal augurio. Nos lo contó nuestra compañera Ane Orue, que con 11 años y como la más joven del coro, acudió al acto. Lo que no supimos es que en la inauguración (como en toda inauguración) había polvo por doquier y que ni los lavabos estaban señalizados. Eso sí, fue un día de smoking y traje largo. Algo sucios, pero de largo.

Así viví yo la noticia y el día de aquel concierto. Como una pérdida. Adolescencia mediante, supongo… Para mí el Euskalduna nunca ha llegado a suplir a mi teatro Arriaga. La huella que piso no es la misma en uno y en otro. Ahora sé que no son lo mismo, y que aquello no era un juego de suma cero.

En estas estamos cuando en 2020 brota el COVID-19 y se paraliza y confina toda actividad en nuestra ciudad. La escena ha echado el telón durante meses: cines, conciertos, ensayos, festivales, programaciones y agendas en stand-by. Empleo afectado: 43,2%. Pérdidas en el año: 40,8% sobre los ingresos esperados. «Sin actividad no se puede existir», refleja en sus conclusiones el informe del Observatorio Vasco de la Cultura.

Entre otras iniciativas públicas y privadas, el Euskalduna ha impulsado el ciclo Aurrera Fest!, un festival para artistas y propuestas locales durante el mes de julio con el que ir retomando la actividad. Junto a Lorelei Green, Yo, Gerard. enviamos una propuesta de concierto y nos han seleccionado en un cartel que abruma. Para nosotros es un concierto especial. Es la primera vez que compartimos escenario y lo vamos a hacer en un marco inigualable.

A lo largo de estos meses, artistas y bandas han hecho lo imposible por acompañar el enclaustramiento. La propia Leire / Lorelei ha participado en media docena de directos en instagram, y nosotros corrimos para poder estrenar el vídeo «Aceptamos jugar a los dados» a comienzos de mayo. Ahora, en los primeros pasos de la denominada «nueva normalidad», somos las bandas las que necesitamos que nos acompañéis. Lo hacemos con todas las incertidumbres del mundo, no sabiendo si algo así puede funcionar. Si un@ sol@ de vosotr@s se sienta en las butacas de Euskalduna, habremos ganado.

Cartel realizado por Dave Blanco


Información acerca del ciclo Aurrera Fest!

Nota de prensa

Noticia en El Correo

Compra de entradas

Música de Yo, Gerard. (instagram y facebook)

Música de Lorelei Green (instagram y facebook)

Nos apoya en todo esto BI Management

Leave a Comment

Your email address will not be published.