Implícame. Implícome.

Sé una fuente de inspiración, no una fuente de desesperacion"

IMPLÍCAME – Reflexiones inspiradoras para directivos que buscan el compromiso, de Silvia Damiano, es uno de esos libros que se devoran. 190 páginas que caen en una sola tarde. Con unas cuantas horas inmerso en él. Paradójicamente, sus ilustraciones y esquemas ayudan a que ideas sobre el compromiso y la gestión de personas, que muchas veces se muestran difusas, se impregnen de realidad y aplicabilidad.

¿Qué es lo que hace que nos comprometamos con nuestro trabajo? ¿Cómo mejorar la implicación de un equipo y de ti mismo? El título del libro evoca la relevancia del líder inspirador a la hora de motivar. Toca menos el “implícome”, el proceso activo que empieza en cada uno de nosotros. A veces olvidamos esa dimensión. Sí que aborda la dimensión de la cultura organizativa y los valores proyectados, que sin duda agrandan o empequeñecen el liderazgo del “jefe”.

Por seleccionar una página (la 160) me quedo con una recopilación de las cualidades que cualquier directivo nunca debe olvidar. ¿Qué caracteriza a las personas que saben promover el compromiso en sus equipos?

  1. Tienen ética.
  2. Demuestran honestidad.
  3. Son leales.
  4. Son amables.
  5. Conservan la calma bajo presión.
  6. Se comunican bien y a menudo.
  7. Inspiran a los demás.
  8. Tienen una visión clara.
  9. Concilian bien la vida familiar y laboral.
  10. Están siempre disponibles.
  11. Son intuitivos.
  12. Son optimistas.
  13. Son solidarios.
  14. Son flexibles.
  15. Son resistentes.
  16. Sonríen incluso en momentos difíciles.
  17. Dedican tiempo a conocer a su equipo.
  18. Están dispuestos a cambiar de rumbo.
  19. Son capaces de descifrar el entorno exterior.

Como apunta Silvia y recomienda tener siempre en mente: “tu producto como directivo no es el producto. El producto es la gente”.

“Puedes soñar, crear y construir el lugar más maravilloso del mundo, pero para hacer realidad un sueño, hace falta gente”. Cita atribuída a Walt Disney.

Parece ser que el gestor medio aún no se ha percatado de algo que parece de sentido común. Implícame, implícome, impliquémonos.

Leave a Comment

Your email address will not be published.