Y otro que comienza.

Ya vamos cogiendo la forma. Parece que fue ayer cuando cerrábamos el curso y dábamos la bienvenida al verano. Hoy nos marcamos nuevos objetivos, impulsamos nuevos proyectos, damos vida al nuevo plan de formación de @deusto...

Si hace un año nos marcábamos el bonito reto de no pasar de puntillas (ad extra), este año quiero volver a centrarme en mi propio desarrollo (ad intra). El reto pasa por el recogimiento, echar un vistazo dentro, olfatear qué hay de mí en pleno 2015 y, desde el autoconocimiento, potenciar mis habilidades y mis competencias. Repensarme. Respetarme. Crecer. Y lo voy a hacer en dos sentidos. El primero toca de refilón de vez en cuando este blog. Vuelvo a la música. Vuelvo a aprender. El segundo penetra en lo más profundo de esta página. Mis competencias.  

Creo en el coaching como herramienta para impulsar el autoconocimiento y para el desarrollo de personas y organizaciones. Creo en el coaching y creo en las dinámicas conversacionales.

Somos el cuento que nos contamos. Creamos el cuento que (nos) contamos.

Quiero abordar este reto desde la conversación, integrando lo lingüístico, lo emocional y lo corporal. Enriqueciendo las dinámicas conversacionales en los proyectos, en mi equipo, en mi familia, con mi mujer, con mi hijo, con mi hermano, con mis padres. Lo necesito. Siendo capaz de intervenir teniendo en cuenta la globalidad y la especificidad de cada sistema. Me gustaría trabajar la escucha con mayúsculas, mejorar mi capacidad de intuición, ser mejor observador, identificar obstáculos y así facilitar alternativas, construir dinámicas de más y más confianza desde la autenticidad… 

image

Estoy viendo alternativas, aunque ya tengo el ojo echado a un programa que comienza en noviembre. Con esta cita, alguna ya sabrá por dónde van los tiros…

  • Nuestras conversaciones nos constituyen, ellas determinan nuestra forma particular de ser. Las conversaciones son la clave para penetrar en el profundo misterio del alma humana.

Amanece septiembre. Que disfruten del curso.

* La fotografía que acompaña a este texto es de @Lionheartphotography. Foto y Flickr.

Leave a Comment

Your email address will not be published.