De finales que no importan tanto.

L.A.Encarnación

Escribo parafraseando el texto que hace un par de días colgamos en la página de facebook de nuestra asociación cultural. Comenzamos a echar el cierre, bajamos la persiana, nos vamos a la cama tras nueve años meneando, desde la más absoluta artesanía, modestia e independencia, una parte de la cultura musical de nuestra ciudad. El próximo viernes, 16 de marzo, comenzamos a celebrar el final de Nuncamás!

Hace 9 años nos engañábamos mutuamente Gorka, Julen y un servidor para arrancar este proyecto musical y cultural. Lo hacíamos con mucha ilusión y con cierta sorna; denominamos el proyecto “Nuncamás!” (a modo de “nunca más vuelvo a organizar un concierto”, “no me vuelves a liar en una de estas”…). Gorka llevaba decenas de conciertos organizados con Thinkcore. Julen más de un centenar en Basauri, desde que era un crío. Y yo había hecho mis pinitos organizando “BAS”, las Bilbao Acoustic Sessions, o trayendo a grupos por el mero hecho de conocernos; el famoso hoy por ti, mañana por mí. Comenzábamos con el reto de organizar un sarao a un grupo del otro lado del charco. De Texas, más concretamente. Balmorhea fueron una absoluta sorpresa y delicia. Y cuando Gorka nos lo volvió a proponer hace unos meses pensamos que podía ser bonito cerrar esta etapa de la misma manera; con los mismos protagonistas.

Y sí, en 2018, Balmorhea giran de nuevo por Europa y visitan Bilbao. Les haremos compañía. Será el próximo viernes 16 de marzo (tienes el detalle del concierto aquí). Nos engalanamos para la ocasión y apostamos por un concierto especial en un espacio privilegiado como es la Iglesia de la Encarnación en Atxuri, junto al Casco Viejo de Bilbao. Queremos prepararlo con el máximo cariño posible para que sea una experiencia para recordar. Que disfrutemos de una ceremonia auditiva, visual e introspectiva, por qué no, desde la bancada.

Decíamos que nos ha costado tomar la decisión. La asociación estaba en un punto muerto desde hacía un par de años, con nosotros tres enfocados a otros menesteres. Seguíamos haciendo cosas, pero no al ritmo inicial. Y nos cuesta dejarlo porque duele abandonar algo que te ha ofrecido tantos buenos momentos, tanta gente conocida, tantas risas, tantos cabreos y tantos disgustos. Tantas horas picando entradas y charlando con buena gente. Algunos ya no están entre nosotros.

Nos duele como si hubiéramos hecho algo importante, como si esto le importara a alguien, y la verdad, no lo tenemos tan claro. Somos unos cualquiera dentro de la maraña. Otras y otros se quedan y nuevas y nuevos vendrán con fuerza. Y les apoyaremos. Seguiremos caminando codo con codo junto a quienes desde el corazón, desde las trincheras, desde la auto-gestión, desafíen el negocio y el mero lucro desde la cultura y la música. Es fácil distinguir lo auténtico entre tanto fariseo. No les brillan los ojos.

Este texto quiere proponer un brindis, celebrar, agradecer a quienes nos ayudaron desde el compartir y no desde el ego. A las bandas, promotoras, diseñadoras y diseñadores gráficos y web, periodistas musicales, managers, anfitriones de salas, y por supuesto, a cada una de las personas que se pasaron por estas decenas y decenas de conciertos.

Ya lo dijeron Nueva Vulcano.

Hemos hecho cosas.

Fotografía del concierto de L.A. en la Iglesia de la Encarnación. De Adina Noel – https://www.adinanoel.com/

Leave a Comment

Your email address will not be published.